Mascarilla de clara de huevo contra las arrugas

Por sus propiedades hidratantes y suavizantes, el huevo es un ingrediente ideal para preparar una mascarilla casera contra las arrugas. Además, esta mascarilla antiarrugas es muy sencilla de preparar y totalmente natural. Sólo tienes que batir una clara de huevo y añadir una cucharadita de miel y otra de zumo de limón. Mézclalo bien hasta que quede una crema homogénea y luego aplícalo en todo el rostro. Deja actuar durante 20 minutos y luego retírala con un algodón empapado en agua de rosas.

Mascarilla de papaya contra las arrugas

Las mascarillas caseras contra las arrugas son fáciles de preparar, totalmente naturales y con efectos reales en la prevención de las arrugas. Una de las mascarillas antiarrugas más populares es la que se prepara con papaya. Para prepararla, sólo tienes que machacar dos cucharadas de la pulpa de una papaya, aplicarla sobre el rostro y dejarla actuar durante 10 minutos. Para conseguir mejores resultados, puedes mezclar la pulpa de la papaya con una cucharadita de harina de avena.

Mascarilla de aguacate contra las arrugas

El aguacate es uno de los ingredientes más efectivos para realizar una mascarilla antiarrugas casera. Al ser muy rico en grasas, esta fruta le aportará muchos beneficios a la piel, previniendo las arrugas y las líneas de expresión. Para preparar esta mascarilla contra las arrugas sólo necesitarás un aguacate y un limón. Machaca o licua la pulpa del aguacate y añade unas gotas de zumo de limón, hasta que se forme una mezcla homogénea y cremosa. Aplícala directamente sobre el rostro y deja que actúe durante 15 minutos. Después, elimínala con agua tibia. Es muy recomendable que apliques esta mascarilla a diario; poco a poco verás cómo esta crema casera antiarrugas va haciendo sus efectos.

Mascarilla de manzana y miel contra las arrugas

La manzana, combinada con otros ingredientes como la miel, suele dar excelentes resultados para combatir las arrugas. Sigue esta receta que te proponemos y tendrás una mascarilla natural y casera para reducir las arrugas y las líneas de expresión.

Los ingredientes que necesitas para preparar esta mascarilla antiarrugas son: la pulpa de una manzana verde y dos cucharadas de miel. Pela la manzana, separa la pulpa y échala a la licuadora. Añade dos cucharaditas de miel y licua bien, hasta que se forme una crema homogénea. Una vez tengas la mezcla, aplícala sobre el rostro y déjala actuar durante 30 minutos. Pasado este tiempo, quita la mascarilla lavándote el rostro con agua tibia. Repite este proceso una o dos veces por semana y pronto notarás los resultados antiarrugas.

Mascarilla de zanahoria contra las arrugas

La zanahoria, combinada con otros ingredientes, suele dar excelentes resultados para combatir las arrugas. Sigue esta receta que te proponemos y tendrás una mascarilla natural y casera para reducir las arrugas y las líneas de expresión.

Los ingredientes que necesitas para preparar esta mascarilla antiarrugas son: una zanahoria cruda, dos cucharadas de yogur natural y el zumo de medio limón. Primero, hay que licuar la zanahoria con el yogur y el zumo de limón, hasta que los tres ingredientes se conviertan en una crema homogénea. A continuación, aplícatela en el rostro y déjala actuar durante unos 15 minutos. Tras este tiempo, retírala con agua tibia. Lo ideal es que te apliques esta mascarilla dos veces a la semana.

Mascarilla de limón contra las arrugas

El limón, combinado con otros ingredientes naturales, suelen dar excelentes resultados para combatir las arrugas. Sigue esta receta que te proponemos y tendrás una mascarilla natural y casera para reducir las arrugas y las líneas de expresión.

Los ingredientes que necesitas para preparar esta mascarilla antiarrugas son: un limón, perejil, miel y yogur. En el primero de los casos, simplemente tienes que dejar reporsar una rodaja de limón y una ramita de perejil en un vaso con agua durante una noche. Por la mañana, aplica el líquido sobre el rostro y deja que se seque de forma natural.

Para la segunda mascarilla que puedes preparar con limón, mezcla unas gotas de su jugo con una cucharada de yogur y otra de miel caliente. Remuévelo bien y aplícalo sobre el rostro durante unos 30 o 40 minutos. Luego, aclara con abundante agua.

Mascarilla de fresa contra las arrugas

Las fresas, combinadas con otros ingredientes naturales, suelen dar excelentes resultados para combatir las arrugas. Sigue esta receta que te proponemos y tendrás una mascarilla natural y casera para reducir las arrugas y las líneas de expresión.

Los ingredientes que necesitas para preparar esta mascarilla antiarrugas son: seis fresas maduras, una clara de huevo, unas gotas de agua de rosas. Coge las fresas y lícualas con una batidora. Una vez que estén listas, mézclalas con una clara de huevo batida a punto de nieve y algunas gotas de agua de rosas. Aplica la mascarilla colocándola directamente sobre las zonas con arrugas y deja que actúe durante 15 o 20 minutos. Luego, retírala con agua tibia.

Mascarilla de aceite de oliva y miel

El aceite de oliva y la miel suelen dar excelentes resultados para combatir las arrugas. Sigue esta receta que te proponemos y tendrás una mascarilla natural y casera para reducir las arrugas y las líneas de expresión.

Los ingredientes que necesitas para preparar esta mascarilla antiarrugas son: una cucharada de suero fisiológico, una cucharada de aceite de oliva, una cucharada de miel. Esta mascarilla es muy sencilla de preparar: mezcla los tres ingredientes y remueve bien hasta que estén perfectamente integrados. Luego, sólo tienes que aplicarlos incidiendo en las zonas donde tengas más arrugas. Deja actuar la mascarilla durante 20 o 30 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Aplica este remedio casero un par de veces a la semana y pronto verás los resultados.

Aceite de almendras contra las arrugas

El aceite de almendras puede resultar un remedio natural muy efectivo para las arrugas, sobre todo para las patas de gallo que surgen en torno a los ojos. La mejor forma de utilizar este remedio casero antiarrugas es aplicar unas gotas de aceite de almendras en la zona que rodea a los ojos, sobre todo en el lateral, y dejar que se seque y actúe durante la noche. Al día siguiente, se enjuaga con agua fría.

Mascarilla de yogur y tomate contra las arrugas

El tomate y el yogur, combinados, suelen dar excelentes resultados para combatir las arrugas. Sigue esta receta que te proponemos y tendrás una mascarilla natural y casera para reducir las arrugas y las líneas de expresión.

Los ingredientes que necesitas para preparar esta mascarilla antiarrugas son: un tomate pequeño y dos cucharadas de yogur natural. Pela el tomate, quítale las semillas y haz un puré con él. La idea es que aproximadamente te quede la misma cantidad de tomate que de yogur. Junta ambos ingredientes en un recipiente y mezcla bien hasta que se forme una pasta homogénea.

Luego no tendrás más que aplicar esta mascarilla antiarrugas sobre tu rostro. Haz especial énfasis en las zonas de tu rostro que tengan arrugas, colocando y masajeando con la punta de tus dedos, dejando actuar durante 15 minutos y enjuagando con agua tibia.